Usted está aquí

Jóvenes Integrantes de Nuns on the Bus

Julie Fertsch, Hermana de San José de Filadelfia, viajó en el primer tramo del viaje de negociación de Nuns on the Bus en NETWORK, desde la partida en Los Angeles, hasta Tucson, AZ. Julie describió su experiencia como un espacio santo, lleno de energía, dedicación y construcción de puentes. La hermana Julie trabaja para el Programa de Trabajadores de San José, y actualmente vive en Filadelfia. Se contactó con Nuns on the Bus en 2013 durante una de sus primeras paradas en Camden, NJ, y continuó contactándose ocasionalmente con su personal. Fue invitada por NETWORK para el primer tramo del viaje. ¡Lean esta entrevista con Julie dónde habla de su viaje con la Hermana Simone y con Nuns on the Bus!

Mumbi Kigutha, Hermana de la Preciosa Sangre (Dayton, Ohio), y participante de Giving Voice, asistió a las Reuniones de Negociación de Nuns on the Bus en NETWORK durante este otoño, viajando desde Omaha, Nebraska, hasta Cleveland, Ohio, con varias paradas durante el viaje.

 

GV: ¿De qué manera se involucró con Nuns on the Bus?

Hermana Julie: La primera vez que me comuniqué con Nuns on the Bus fue cuando vinieron a Candem, NJ, creo que en 2013. Yo estaba trabajando en uno de los sitios en donde paró el grupo.  Cuando se presentaron en DNC en 2016, me hice amiga de una integrante de su personal, Meg Olsen. Continué hablando con Meg y nos volvimos a conectar en LCWR en 2017, y allí fui invitada a participar del grupo en NETWORK.

Generalmente las hermanas se unen al grupo por un solo tramo, en viajes que, por lo general, son de 4 tramos. Está dividido en semanas, por ello te preguntan qué semana te resulta mejor, y tú escoges aquella en que puedes. La mejor semana para mí, ya que no había ningún tipo de selección, fue la primera, del 7 al 12 de octubre, que era la largada del viaje.  Comenzamos en Los Angeles, y nos dirigimos a Tucson.

Luego hubo otros tramos que fueron de Omaha a Cleveland, luego Cleveland a DC, y luego DC a Mar-a-lago

GV: ¿Cuál fue su tarea en el viaje con Nuns on the Bus?:

Hermana Julie: Básicamente, las Hermanas del grupo sirvieron de compañía para Simone Campbell y el personal de Network. Éramos sus compañeras de equipo por eso participamos de las visitas de negociación, de discusiones en mesas redondas, de visitas en distintas ciudades, y ayudamos a facilitar las reuniones generales de personal que se realizaron en muchas ciudades para ayudar a comprender las repercusiones de la ley fiscal de los GOP.  Nuestra tarea en las reuniones generales de personal fue ayudar a facilitar la conversación con la multitud y a realizar contactos. Estábamos allí como compañeras de las demás.

Siempre, nuestra tarea fue ser fieles compañeras de las personas que encontrábamos en el viaje y ser lo que ellas nos pedían, testigos de esperanza durante un tiempo oscuro en nuestro país. Eso fue lo que nos exigían, ser testigos de la esperanza.

Me sentí muy privilegiada y con mucha humildad en cada encuentro. ¿Sabes cómo atravesar con cuidado lugares que son realmente santos? Los atraviesas con tranquilidad, suavemente. Así me sentí en todo momento. Tuve el privilegio de participar en una mesa redonda con integrantes del Sindicato de Trabajadores Culinarios en Las Vegas, y escuchar sus historias. Tuve el privilegio de visitar Homeboy Industries en Los Angeles y escuchar las historias inspiradoras de algunos de los miembros del personal que alguna vez recibieron atención en Homeboy Industries y que han pasado por un proceso de transformación extraordinario. ¡Me sentí la persona más afortunada! Las hermanas con las que pasé la semana, de todas partes del país, de distintas comunidades, ¡fueron excelentes! Fueron algunas de las personas más extraordinarias con las que me haya encontrado. Tanta energía, grandes mujeres, dedicadas, apasionadas y comprometidas, que viven con convicción y propósito su misión, ¡fueron tan inspiradoras! 

Hermana Mumbi: La primera noche cuando nos reunimos en Omaha, fue una noche dedicada a recibir información. Antes de reunirnos en el grupo participamos en webinars, en los que cubrimos temas como la ley fiscal, distintos puntos de discusión y el objetivo detrás de subir nuevamente al ómnibus. También hicimos una capacitación práctica sobre el uso de gráficos de barras con humanos (las monjas) para nuestras reuniones generales que tendríamos en la siguiente semana, los usamos para demostrar a nuestra audiencia los efectos de la Reaganomía en los Americanos, y de qué forma la ley fiscal va a afectar la vida de los distintos quintiles económicos de América. También acordamos turnarnos para dirigir los distintos foros durante el viaje y, además, que cada una escriba un blog para cubrir una parte de la semana. Intentamos conectar a hermanas que hayan vivido o trabajado en distintos lugares, de manera que en cada parada hubiera una representante local de Nuns on the Bus.

Realicé la presentación en la reunión general en la iglesia de Santa Sabina en Chicago, porque la Hermana Simone no pudo participar, y luego la Hermana Simone me pidió que también hiciera la presentación en la reunión general de East Lansing.

 

Resumen de la Ley Impositiva Realizado por Mumbi:
América tiende a estar dividida en 5 quintiles económicos, pero también existe un 6to, que es el 1%, y está por encima de todos, el de los megajugadores, o sea, las corporaciones. El primero y segundo quintil representan a la gente que vive en la pobreza o cercana a la pobreza. Cuando se le preguntó a la audiencia quienes creen que sufren el mayor estrés, la mayoría respondió el quintil más bajo. Sin embargo, se ha comprobado que el segundo quintil sufre tanto o más estrés que el primero, porque el lugar en donde viven sufre un estrés constante. Cualquier cambio dentro de la familia, como puede ser una enfermedad o fallecimiento, puede hundirlos en la pobreza del día a la noche. Desde 1980, cuando en América apareció la Reaganomía, el estándar de vida de los quintiles de Mose no ha mejorado, en realidad ha empeorado.  

Nos estamos preparando para acompañar a un nuevo grupo de pobres que surgirán por la nueva ley fiscal y los efectos posteriores. Otra estadística impactante, que asombrará a los lectores, es que se proyecta que el país llegará a una deuda de $19 trillones durante el año próximo. ¿Cuántas generaciones se necesitan para pagar esta deuda? Ya tenemos un indicio de la forma en que los políticos están previendo compensar esta deuda, mientras que en el grupo se citaba a Mitch McConnell por haber dicho que algunos programas deberán desaparecer. Estos programas significan la vida y la muerte de muchas personas que viven en este país. Son las redes de seguridad que protegen a muchas familias de la pobreza.

GV: ¿De qué forma está preparando Nuns on the Bus a estas personas para que enfrenten espiritualmente esto y la posibilidad de la desesperanza?

Hermana Mumbi: Hablamos mucho sobre cómo generar esperanza. La Hermana Simone dice que la mayor mentira vendida en América es la mentira del individualismo. La constitución de este país dice "Nosotros El Pueblo". América fue construida por familias y comunidades que se unieron para enfrentar los desafíos de los días pioneros en la construcción de esta nación, que hoy es vista como una potencia mundial. En Kenia tenemos un dicho que expresa "si quieres ir rápido, hazlo solo, pero si quieres ir lejos, hazlo con otras personas". La esperanza surge fuera de las comunidades, no hay manera de que puedas ser una persona de fe y no desear la comunidad. No existe la fe individual ni la esperanza individual. Porque la esperanza genera esperanza, y creo que ayudó contar que dedicamos tiempo todas las mañanas a orar y reflexionar juntas. Nuestras vidas en oración son las que nos impulsan y sostienen en esta tarea esencial. Es la forma de ayudarnos a equilibrar las tristes historias y también concebir algo nuevo que surja de lugares de gran desesperanza. ¿Cómo puede sostenerse el personal de NETWORK, viviendo en DC y trabajando tanto en la negociación y con fracasos tan importantes? ¿Después de haber ayudado satisfactoriamente a la puesta en marcha del Obamacare, a ver ahora que está siendo tan pisoteado? Sólo puede provenir de un lugar de profunda fe.

Y ¿cómo puede sostenerse esta esperanza? También es a través de la celebración de estos pequeños momentos. Por ejemplo, muchos de los Representantes que visitamos y que se rehusaban a reunirse con sus constituyentes, o que tenían registros abismales de votación y desempeño fueron destituidos en el medio término. Por lo tanto, dedicas un momento a recordar esos pequeños logros, y así puedes volver a esos momentos en el futuro cuando la batalla parece cuesta arriba y recuerdas que este trabajo no es en vano. A veces cometemos el error de no celebrar las pequeñas victorias. Después de la elección, leí un artículo que decía que la "marea azul" que se había pronosticado eran sólo gotas, y yo dije NO, estos son opositores, y es el momento en que duele ser perdedor. Porque cuando lo observas bien, ¿cuántas "primeras" estaban sucediendo? Hemos elegido a la primera mujer refugiada, una mujer musulmana. En Chicago, Lauren Underwood ganó en un lugar en el que decían que ninguna mujer de color podía ganar. Sólo debes dedicar un momento a celebrar. Tenemos una joven mujer de la clase trabajadora en NY. Tenemos a una mujer y un hombre identificados como LGBTI que representan al pueblo Americano. ¡Qué gran momento de la historia! 

GV: ¿Dónde está ubicada Nuns on the Bus en el contexto de la Iglesia Católica?

Hermana Julie: Yo percibo que las mujeres, que trabajan en política y en la iglesia funcionan con un paradigma totalmente diferente [al de los hombres]. Amamos colaborar, amamos imaginar algo y ver de qué forman podrían ser las cosas. Creo que Nuns on the Bus es un retrato de cómo podrían ser las cosas, de que se puede reunir a las personas, se puede hablar de cuestiones que interesan, y se puede hacerlo de una manera civilizada y respetuosa.  Para mí, lo realmente importante fue que teníamos un objetivo. Que hablamos de ese objetivo. Y como mujeres religiosas, eso es lo que DEBEMOS hacer ahora mismo. TENEMOS que hablar sobre algo. Hay millones de cosas malas en nuestro Mundo y en nuestra Iglesia ahora mismo, y debemos ser las que hablemos, de manera clara y gentil y amorosa, y también realista y honesta.

Sufrimos algunas protestas y adversidades en una de las ciudades, porque inadvertidamente estábamos apoyando a los candidatos demócratas. Estábamos hablando de la ley fiscal de los GOP y sobre sus repercusiones y de qué manera los ciudadanos de este país no disfrutarán de los beneficios que disfrutan los multimillonarios o las corporaciones. 

Luego, inadvertidamente empezamos a apoyar la agenda de los demócratas que nunca hubieran promulgado esta ley fiscal. Hubo algunas resistencias de grupos pro-vida. No eran la mayoría. 

Hermana Mumbi: En la parte trasera del ómnibus hay una cita del Papa Francisco, "un buen Católico participa en política", y para mí se trata de eso, la iglesia se trata de la persona en su totalidad. Hemos tenido este tesoro en nuestra iglesia durante muchos años, en la forma de la Enseñanza social católica. No puedes evangelizar sin tener en cuenta a la persona en su totalidad. No puedes hablar de las buenas noticias cuando no experimentas las buenas noticias en tu cuerpo temporal. Creo que mi interpretación sobre este este tema es que el pan de vida y el pan temporal van de la mano. Las misioneras descubrieron esta verdad cuando llegaron a mi país y a otros países años atrás. Que salvo que tú me hayas educado, y estuvieras seguro de que yo estaba alimentada y era saludable, ¿cómo podría creer en un Dios que me ama? Hemos sido puestas en esta tierra para ser las manos, los pies y los ojos de Jesús, y eso es lo que hace Nuns on the Bus. En su tiempo, Jesús entró al templo y destruyó las mesas, denunciando corrupción. Esto es lo que Nuns on the Bus está intentando hacer, decir que debes ocuparte de todos. Debemos solicitar que se responsabilicen aquellos que hayan perdido su moral rectora. Y lo hacemos a partir del amor, no sólo a nuestras hermanas y hermanos vulnerables, sino también a nuestros líderes electos. Es asombroso que tantos políticos hayan recibido educación Católica. Nuestra fe nos obliga a actuar. No sólo se trata de fe sino también de nuestras acciones. La Iglesia tiene que ser profética y eso se manifiesta de distintas maneras. En el ómnibus había una hermana que tuvo que pasar un tiempo en la prisión federal por desobediencia civil. A los 83 años de edad, ella continúa teniendo una presencia profética. Existe una cantidad de posturas proféticas, y cada persona debe discernir lo que significa para ellas y luego actuar. Siempre hay algo para que hagamos cada uno de nosotros.

GV: ¿De qué manera Nuns on the Bus colaboraron en la construcción de puentes dentro de las comunidades de religiosas y con los EE.UU. en general?

Hermana Mumbi: En alguna medida, porque viajó una documentalista con nosotras en el ómnibus, y ella quería filmar diferentes escenas, tuvimos la oportunidad de hablar sobre nuestros carismas y sobre el trabajo que realizamos en distintos lugares. Pudimos apreciar la belleza de cada carisma y cómo juegan en la vida de cada una de nosotras. Y yo observé distintas cosas. Estaba con una Hija de la Caridad y su carisma apareció tantas veces en sus reflexiones, y aparece la belleza de lo que se ve en primer lugar, y qué es lo primero que atrae. Para mí, como Hermana de la Preciosa Sangre, se manifiesta como escuchar el llamado de la sangre y ser una presencia reconciliadora.

Todas las mañanas nos reunimos en oración, quedándonos en las casas fundadoras y en los conventos de los EE.UU. Realmente me afectó la hospitalidad de las hermanas, las que también participaron a su manera de Nuns on the Bus. Todas las noches hacíamos un resumen y ese era un momento bendito. Cada convento y cada congregación fueron tan diferentes, fue una alegría experimentar los distintos carismas.

Sister Mumbi: En alguna medida, porque viajó una documentalista con nosotras en el ómnibus, y ella quería filmar diferentes escenas, tuvimos la oportunidad de hablar sobre nuestros carismas y sobre el trabajo que realizamos en distintos lugares. Pudimos apreciar la belleza de cada carisma y cómo juegan en la vida de cada una de nosotras. Y yo observé distintas cosas. Estaba con una Hija de la Caridad y su carisma apareció tantas veces en sus reflexiones, y aparece la belleza de lo que se ve en primer lugar, y qué es lo primero que atrae. Para mí, como Hermana de la Preciosa Sangre, se manifiesta como escuchar el llamado de la sangre y ser una presencia reconciliadora.

Todas las mañanas nos reunimos en oración, quedándonos en las casas fundadoras y en los conventos de los EE.UU. Realmente me afectó la hospitalidad de las hermanas, las que también participaron a su manera de Nuns on the Bus. Todas las noches hacíamos un resumen y ese era un momento bendito. Cada convento y cada congregación fueron tan diferentes, fue una alegría experimentar los distintos carismas.

GV: ¿Qué le sorprendió del viaje, cómo se marchó?  

Hermana Julie: Dos cosas, en lo personal para mí fue un regalo. Todo fue increíblemente inspirador, y me sentí energizada por las mujeres con las que estaba y las personas con quienes estuvimos en contacto y con las personas con las que conversé. Al inicio, no tenía ni idea de cuánto necesitaba una experiencia como esta. ¡Qué regalo haber recibido tanta vida en mí! 

La otra parte es que hora tengo TANTA energía recibida. Soy bastante intensa y profunda y tengo mucha energía para compartir y, en este momento, ninguna experiencia captura realmente bien lo que tengo para aportar a algo ni la cantidad de energía que puedo aportar realmente, excepto por este caso en el que realmente logré usar toda mi energía. ¡Me llevó realmente a otro nivel de energía y me encantó! ¡Me encantó la intensidad y los contactos que realizamos y el objetivo y la entrega del mensaje, y además trabajar con el personal y reunirme con todas las personas, también creo que es poco probable que encuentre una experiencia como esta en la cual me sienta llamada a amar con tanto nivel de profundidad y amplitud!  

Hermana Mumbi: Me marché confirmando que la hermandad es uno de los movimientos más poderosos que tenemos. Tengo la esperanza de poder aprovecharlo para mi propio país (Kenia) en lugares tales como la paz y el trabajo. Cuando observo cuántos temas se han cubierto en sólo unas pocas semanas, deseo acceder al poder de los números y cuán poderosas pueden ser las mujeres. Y juntas somos más fuertes, no sólo en este país sino globalmente. Se trata de movilizarse alrededor de problemas específicos, y las religiosas habitamos un espacio que nos permite inmiscuirnos en algunas cuestiones más de lo que otras pueden hacerlo o se sienten suficientemente seguras para hacerlo.

Cuando observé que Sr. Teresa Maya fue invitada a tratar sobre nuestros hermanos obispos, recordé la cantidad de experiencias y sabiduría que las mujeres religiosas ponemos sobre la mesa. Cuando se paró delante de la reunión la semana pasada, representaba a cada una de las mujeres religiosas.

Fue una experiencia que me cambió la vida, recibí tanto allí. Definitivamente volvería a subir al ómnibus si tuviera el tiempo y la capacidad de hacerlo en el futuro.